productividad activa-tus-ideas

Por dónde empezar

Cada vez que estamos iniciando una nueva semana de trabajo, estamos llenos de cosas por hacer. Los fines de semana, vacaciones o tiempos de descanso son amigos de la procastinación (hábito de retrasar actividades o situaciones a atenderse) que también es una gran aliada de la creatividad y la resolución debido a que si la utilizamos de forma balanceada permite mantener nuestras ideas rondando constantemente permitiéndonos idear, desarrollar posibles soluciones, cambios, etc.

Por tanto al llegar al inicio de una nueva semana estamos cargados de ideas que deben ser liberadas, ordenadas, organizadas y sobre todo aplicadas. Entonces; cómo podemos hacerlo? Por dónde empezar? Sigue leyendo para saber cómo….

-Anota las ideas

Tu día debe de iniciar ordenando el caos! Para ello debes de hacer un excelente uso de tu memoria y anotar a mano o digitalmente de 1 a 3 ideas… Puede que al recordar tengas más de tres pero muchas si no logras aplicarlas sentirás que no aprovechaste tu semana. Los resultados son esenciales para la productividad así que es mejor hacer menos ideas que tener muchas y no completarlas.

Describe tus ideas de forma simple en una oración como:

  • Utilizar una herramienta en línea para trabajar en equipo…
  • Analizar base de clientes para optimizar estrategia de ventas.

Escribe una lista de hasta 5 actividades esenciales para aplicar tu idea.

Las acciones o actividades esenciales son aquellas que debes hacer si deseas cumplir; como cuando vas a una fiesta, mínimo debes de arreglarte, salir de casa, conducir o pedir un uber y llegar… Parecen pasos obvios pero son esenciales para lograr el objetivo: LLEGAR A LA FIESTA.

Para las ideas de negocio, de mejora o de vida es igual. Si logras anotar al menos 5 tienes los pasos listos para hacer tangible tu idea!

Pon tiempos, desarrolla las actividades y delega…

Lo único que evita que desarrolles ideas con éxito es no darles tiempo de caducidad… Cuando no pones tiempos específicos tu cerebro cuál es el momento de logro, entonces no puedes percibir que la ideas se materialice y todo parece un sueño o aspiración nada más… Ponle fecha a cada actividad, mejor si son a corto plaza para que vivas logros y avances constantes.

Utiliza alarmas, project managers, etc. para crear un ambiente de «DOING».  Sobre todo, delega actividades para concentrarte en aquellas que requieran tu esfuerzo. Delegar es también valorar el talento de otros, saber que hay cosas que pueden salir mejor por otros. Aún si eres emprendedor es vital estar rodeado de personas que puedan brindarte servicios de diseño, mensajería, consultoría, etc. Hacerlo solo todo es imposible y desgastante. Además tus habilidades no son omnipontentes, pueden desarrollarse pero el éxito se multiplica con varias mentes trabajando para un mismo objetivo…

-Cierra tus proyectos con bombos y platillos

Este paso no se realiza en al menos el 70% de los proyectos o ideas aplicadas lo cuál disminuye tu sentido de logro o aprendizaje. Es como haberte comido la mejor pizza y darlo por hecho…. Mínimo hoy en día se toma una selfie de recuerdo (Acción Millennial que todos deberíamos seguir al menos una vez a la semana ;))

Cierra cada idea aplicada con una presentación, un almuerzo, una reunión breve, etc. Y sobre todo cierra su ciclo en las herramientas con las que des seguimiento. Aún mejor si compartes al menos 1 idea de mejora o algo que hayas aprendido de su práctica.

Poner el símbolo de «Check» es un alivio mental de saber que haz realizado lo que te has propuesto. Bien por tí!!!

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *